Iglesias Cristianas de Dios

 

[073]

 

 

 

 

 

 

 

Sansón y los Jueces [073]

(Edición 2 19941022-20031011)

 

 

Las actividades y lo malo de Israel durante el tiempo de los Jueces ocasionaron el levantamiento de Sansón, Juez de Israel de la tribu de Dan. La historia es examinada de un punto de vista espiritual demostrando las secuencias, como se aplican al desarrollo del Espíritu Santo en el individuo bajo la dirección de Jesucristo y también en la Iglesia, como grupo. Esta historia tiene lecciones interesantes y sorprendentes para nuestros tiempos, que ayudan a comprender mejor las actividades del Mesías y de la Iglesia.

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA

 

Correo electrónico: secretary@ccg.org

 

 

 

(Derechos de propiedad literaria ã 1994, 1998, 1999, 2003 Wade Cox)

Tr. 2005

 

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria.

 

Este documento se puede obtener desde los sitios internet:
http://www.logon.org/spanish/
y http://www.ccg.org/


 

 

Sansón y los Jueces [073]

 


El Señor estableció a Israel bajo Josué (salvación), hijo de Nun (resistencia). Israel sirvió al Señor todos los días de Josué y los días de los ancianos de Israel (el resto de Los Setenta) que sobrevivieron a Josué, que murió a los ciento diez años (Jueces 2:7-8). Toda esa generación fue reunida a sus padres, es decir murieron (Jueces 2:10). Los hijos de Israel hicieron lo malo luego de esto y sirvieron a Baal o a otros Señores (Jueces 2:11). Esto se hizo característico de Israel bajo su propio gobierno.  Hay seis cosas malas que hicieron registradas en Jueces 3:7,12; 4:1; 6:1; 10:6; 13:1. El servir a otros dioses, incluyendo a Baal y Astarot, provocó la ira del Señor y Él les envió a las manos de salteadores y a las de sus enemigos para que no los puedan resistir (Jueces 2:12-14). Cada vez que iban a la guerra, la mano del Señor estaba en contra de ellos (Jueces 2:15). Fueron enviados a cautiverio y el Señor levantó a jueces para que los libraran (Jueces 2:16).

 

Jueces 2:17-23 17 pero tampoco oyeron a sus jueces, sino que fueron tras dioses ajenos, a los cuales adoraron. Se apartaron pronto del camino en que anduvieron sus padres, que obedecían a los mandamientos de Jehová; ellos no hicieron así. 18 Cuando Jehová les levantaba jueces, Jehová estaba con el juez, y los libraba de manos de los enemigos mientras vivía aquel juez; porque Jehová era movido a misericordia al oírlos gemir por causa de quienes los oprimían y afligían. 19 Pero acontecía que, al morir el juez, ellos volvían a corromperse, más aún que sus padres, siguiendo a dioses ajenos para servirlos e inclinándose delante de ellos. No se apartaban de sus obras ni de su obstinado camino. 20 Se encendió, pues, la ira de Jehová contra Israel, y dijo: Por cuanto este pueblo traspasa mi pacto que ordené a sus padres, y no obedece a mi voz, 21 tampoco yo volveré más a expulsar de delante de ellos a ninguna de las naciones que dejó Josué cuando murió. 22 Así quería probar a Israel, si procurarían o no seguir el camino de Jehová, andando en él, como lo siguieron sus padres. 23 Por esto dejó Jehová a aquellas naciones, sin expulsarlas de una vez, y no las entregó en manos de Josué. (RV)

 

Israel fue dejado entre las naciones que permanecieron después de la ocupación, de modo que Israel pudiera ser probado a través aquellas naciones (Jueces 3:1-4).

 

Jueces 3:1-11 1 Estos son los pueblos que dejó Jehová para probar con ellos a todos los que en Israel no habían conocido todas las guerras de Canaán; 2 solamente para que el linaje de los hijos de Israel aprendiera cómo hacer la guerra, y lo enseñara a quienes antes no la habían conocido: 3 los cinco príncipes de los filisteos, todos los cananeos, los sidonios y los heveos que habitaban en el monte Líbano, desde el monte Baal-hermón hasta llegar a Hamat. 4 Con ellos quiso probar a Israel, para saber si obedecería los mandamientos que él había dado a sus padres por mano de Moisés. 5 Así, los hijos de Israel comenzaron a habitar entre los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos. 6 Y tomaron a sus hijas por mujeres, y dieron sus hijas a los hijos de ellos, y sirvieron a sus dioses. 7 Hicieron, pues, los hijos de Israel lo malo ante los ojos de Jehová, su Dios, se olvidaron de él y sirvieron a los baales y a las imágenes de Asera. 8 Por eso la ira de Jehová se encendió contra ellos y los entregó en manos de Cusan-risataim, rey de Mesopotamia, al cual sirvieron durante ocho años. 9 Entonces clamaron los hijos de Israel a Jehová, y Jehová levantó un libertador a los hijos de Israel y los libró; esto es, a Otoniel hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb. 10 El espíritu de Jehová vino sobre Otoniel, quien juzgó a Israel y salió a la batalla. Jehová entregó en sus manos a Cusan-risataim, rey de Siria, y le dio la victoria sobre Cusan-risataim. 11 Y hubo paz en la tierra durante cuarenta años; y murió Otoniel hijo de Cenaz. (RV)

 

Cada vez que el juez designado por el Señor moría, la gente volvía al mal y a la idolatría. Estos jueces poseían al Espíritu Santo, llamado el Espíritu del Señor. El ejemplo de cómo trabaja esto, es mostrado en la historia de Sansón, que será examinado abajo.

 

Después de que murió Otoniel (que significa la fuerza de Dios), hijo de Cenaz, hermano de Caleb, ellos pecaron otra vez.

 

Jueces 3:12-15 12 Volvieron los hijos de Israel a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, por lo cual Jehová fortaleció a Eglón, rey de Moab, contra Israel, porque había hecho lo malo ante los ojos de Jehová. 13 El rey de Moab juntó consigo a los hijos de Amón y de Amalec, vino e hirió a Israel, y tomó la ciudad de las palmeras. 14 Entonces sirvieron dieciocho años los hijos de Israel a Eglón, rey de los moabitas. 15 Clamaron los hijos de Israel a Jehová, y Jehová les levantó un libertador, a Aod hijo de Gera, benjaminita, el cual era zurdo. Un día, los hijos de Israel enviaron con él un presente a Eglón, rey de Moab. (RV)

 

El regalo que enviaron a Eglón, rey de Moab, tenía la forma de una daga atada al muslo derecho de Aod, el benjaminita, hijo de Gera (Jueces 3:16).

 

Los benjaminitas eran zurdos, que supuestamente la izquierda es la mano más débil. El simbolismo de esto, es que Dios proporciona liberación a través de las cosas más débiles. A través de la debilidad, Él produce fuerza. Esto se hizo siete veces en Jueces, ilustrado también en 1Corintios 1:27; 2Corintios 12:9. Estas son:

 

La mano izquierda (Jueces 3:21);

 

Aguijada de buey (Jueces 3:31);

 

una mujer (Jueces 4:4);

 

una uña (Jueces 4:21);

 

un pedazo de una piedra de molino (Jueces 9:53);

 

cántaros y trompetas (Jueces 7:20); y

 

la quijada de un burro (Jueces 15:16).

 

Bullinger (ver Companion Bible, n. al Jueces 3:21) sostiene que esta secuencia siguió posteriormente, con las actividades de Lutero (el hijo de un minero), Calvino (el hijo de un tonelero), Zwingle (el hijo de un pastor), Melancthon (el hijo de un armero) y John Knox (el hijo de un simple ciudadano). Así los cinco fueron vistos como complemento de los siete. Las conclusiones quizás tienen mucho más alcance que aquellas vistas por Bullinger.

 

Aod escapó luego que mató a Eglón y convocó a Israel de la montaña de Efraín.

 

Jueces 3:27-30 27 Cuando entró en Israel, tocó el cuerno en los montes de Efraín y los hijos de Israel descendieron con él del monte. Entonces Aod se puso al frente de ellos. 28 Y les dijo: Seguidme, porque Jehová ha entregado a vuestros enemigos moabitas en vuestras manos. Ellos descendieron en pos de él, le quitaron a Moab los vados del Jordán y no dejaron pasar a nadie. 29 Mataron en aquel tiempo como a diez mil moabitas, todos valientes y todos hombres de guerra; no escapó ni uno. 30 Así fue subyugado Moab aquel día bajo la mano de Israel. Y hubo paz en la tierra durante ochenta años. (RV)

 

Así, dos generaciones pasaron. Después de Aod vino Samgar, el hijo de Anat, que mató a seiscientos filisteos con una aguijada de buey (Jueces 3:31). Cuando Ehud murió, después de Samgar, la gente otra vez hizo el mal a la vista del Señor y Él los entregó a las manos de los canaanitas bajo Jabín de Hazor, cuyo capitán era Sísara y ellos oprimieron Israel con todo su poder durante veinte años (Jueces 4:1-3).

 

Débora, la profetiza de Efraín, que vivió entre Ramá y Bet-el, juzgó a Israel en este momento. Bajo la dirección de Dios, ella convocó a Barac ordenando a diez mil de Neftalí y Zabulón para liberar Israel.

 

Los israelitas al principio fueron engañados en esta empresa por Héber (que significa sociedad, comunidad o compañía y también hechizo o encanto), el quenita, de los hijos de Hobab, suegro de  Moisés. Él se había apartado de los quenitas y acampó en la llanura de Zaanaim (que significa retiros) cerca de Cedes (Neftalí) (Jueces 4:11-12). Había paz entre la gente de Heber, el quenita, y Jabín, rey de Hazor (Jueces 4:17). Sísara huyó a las tiendas de campaña de Héber. Jael, la esposa de Héber, salió para encontrar a Sísara y, después de ofrecerle sustento, lo mató atravesando una estaca a través de sus sienes contra la tierra (Jueces 4:21-22).

 

De este modo, Dios sometió a los canaanitas, e Israel prosperó. La canción de Débora muestra, que el Ejército celestial estuvo implicado en las batallas (Jueces 5:20). Las batallas que luchamos en esta secuencia no son batallas materiales, si no que implican los poderes del Ejército.

 

La tierra descansó durante cuarenta años (u otra generación) y luego otra vez incurrieron a la idolatría y el Señor los entregó a las manos de Madián por siete años. Israel moró entre las rocas y en las cuevas de las montañas. Los madianitas y amalequitas y los hijos del este fueron en contra de Israel y destruyeron sus productos agrícolas y no dejaron ningún alimento o animales para Israel (Jueces 6:1-5). Israel clamó al Señor y se les envió a Gedeón de Manasé. La historia de Gedeón (que significa cortar un árbol y, de ahí, un talador o guerrero) o Jerobaal (que significa Baal luchará) (Jueces 6:1 a 8:28) se analiza en el artículo La Fuerza de Gedeón y los Últimos Días [022]). La esencia de la historia se refiere a los últimos días y es la historia del retiro de la idolatría y de la guerra subsecuente, del hecho que Baal lucha en los últimos días. El significado para los elegidos y la apostasía del final requiere de más estudio.

 

Gideón tuvo setenta hijos, que simbolizaron el consejo de los ancianos. Tan pronto como Gedeón murió, Israel otra vez fue tras los dioses extranjeros. Esto pasaba cada vez que un juez moría. Israel dejó el mensaje de Dios y se pasó a la idolatría, hasta que clamaron a Dios y Él levantó a otro juez. Cada vez el juez pertenecía a una tribu diferente y con autoridades diferentes que el juez anterior. Nunca el hijo de un juez sucedió con un buen propósito, o con la autoridad de Dios.

 

Abimelec, hijo de Jerobaal, o Gedeón por su criada (Jueces 9:18) fue hecho rey sobre los hombres de Siquem, de la casa de su madre. Abimelec reinó sobre Israel durante tres años (Jueces 9:22). El reinado de Abimelec representa la primera tentativa de usurpación de la autoridad del Sanedrín por la monarquía. Abimelec mató a sus propios hermanos, los setenta, a fin de adueñarse del poder. Abimelec fue muerto por una mujer que le tiró un pedazo de piedra de molino desde la torre de Tebes. Esto le rompió el cráneo y él le rogó a su ayudante de armaduras que lo matara de modo que no se supiera que había sido matado por una mujer (Jueces 9:53-54). De alguna forma, esto simboliza al Ejército donde Satanás, que lucha una guerra contra los setenta del Ejército celestial, es vencido por una mujer, que es representada por la Iglesia.

 

Después de Abimelec, el defensor de Israel, vino Tola, hijo de Fúa de Isacar. Él vivió en Samir en el Monte Efraín y fue Juez de Israel por veintitrés años (Jueces 10:1-2). Después de Tola vino Jair, el galaadita, quién fue Juez de Israel por veintidós años (Jueces 10:3). Él tuvo treinta hijos que cabalgaron  sobre asnos.

 

La secuencia que vemos, es que el juicio del Ejército sucede a la Salvación por medio de la Resistencia. Hubo doce jueces en Israel después de Josué hasta el establecimiento de los reyes. Josué fue el Líder de Guerra de Israel bajo Moisés. Condujo Israel en Palestina y la conquistó. Después de él, los Jueces de Israel pueden ser visto como el inicio de la regla.

 

Éstos fueron:

 

Otoniel, hijo de Cenaz, sobrino de Caleb;

 

Aod de Benjamín;

 

Samgar, hijo de Anat;

 

[Luego de que Aod murió, la gente fue entregada a las manos de Jabín, rey de Canaán. En este sentido, Samgar no fue un juez directo, como vemos en Jueces 3:31-4:4].

 

Débora, la profetiza, esposa de Lapidot de Efraín (usaba a Barac de Neftalí como jefe de guerra) (Jueces 4:4-7);

 

Gedeón de Manasé;

 

[Abimelec, el usurpador, hijo de Gedeón por la shechemita, se nombró a sí mismo rey. Por eso el significado de usurpador. Él no fue uno de los doce jueces, si no que fue un rey falso.]

 

Tola, hijo de Pua de Isacar, veintitrés años (Jueces 10:1-2);

 

Jair de Galaad (Gad y Manasé), veintidós años (Jueces 10:3-5);

 

Jefté el Galaadita, hijo de una prostituta (Jueces 11:1), seis años (Jueces 12:7).

 

Jefté fue sacado por los hijos de Galaad, sus hermanos por el lado de la esposa de Galaad. Machir, el hijo de Manasé, era el padre de Galaad (Josué 17:1). Así el liberador de Israel aquí fue el hijo ilegítimo de Galaad con una prostituta. Cuando Galaad estuvo en problema, los ancianos fueron donde él y solicitaron su ayuda e hicieron que él esté sobre ellos (Jueces 11:9-11). Jefté sometió a los amonitas. Este fue el Jefté que ofreció a su hija como sacrificio al Señor. La Companion Bible asume que, cuando un sacrificio era ilegal, el texto se refiere a que ella era hecha una virgen. El texto de Jueces 11:34-40 no lo indica y la Soncino toma el sacrificio como algo que por ningún modo fue cierto. Según el Talmud (Taan. 4a) y otras fuentes rabínicas, incluso el Targum, ella en efecto fue sacrificada. Kimchi comentó en cuanto al texto no puedo volver que legalmente el voto no era válido y podría haber sido anulado. Según la Soncino:

 

el Midrash Rabbah (final de Levítico) narra que él debería haber ido donde Finehas o el Sumo Sacerdote debería haber ido donde él y haber hecho anular el voto. Cada se mantuvo en su dignidad y esperó a que el otro tomara acción, y entre la obstinación de los dos la doncella sufrió. Ambos fueron castigados: la Presencia Divina se fue de Finehas y la lepra azotó Jefté.

 

La lección aquí es que ninguna persona está ligada en Israel por un voto que viola la ley de Dios. El fracaso del sacerdocio para actuar y de los individuos para retractarse, provocó la salida del Espíritu Santo de los individuos implicados. El Shekinah se trasladará a aquellos que muestren los frutos de ello. Los argumentos que uno está ligado a organizaciones o grupos, que violan la Biblia, a causa de que ellos poseyeron alguna vez la autoridad de Dios a través  del Espíritu Santo, están equivocados por completo. Lo que es más importante, la persona que deja de actuar morirá. La lepra es una enfermedad debilitante, que representa la destrucción del cuerpo espiritual. Los argumentos recientes acerca de la lealtad a iglesias apóstatas, o estructuras corporativas, se equivocan por completo y son letales, tanto para los sacerdotes que a sabiendas pronuncian tales declaraciones falsas, como para la gente que se engaña a sí misma al seguir tal consejo. Ambos grupos, los sacerdotes al igual que los líderes, morirán.

 

Jefté también experimentó guerras internas debido a su error. Todo Efraín se reunió en contra de él y 42,000 de Efraín fueron matados en los pasos del Jordán, porque no podían pronunciar Shibolet correctamente, pero en vez decía Sibolet (Jueces 12:1-6). Sibolet quiere decir una corriente que fluye, por lo tanto un canal, y también una rama o una mazorca de maíz.

 

El significado de los errores que no fueron dirigidos, indica quizás que la identificación simbólica de los elegidos está en cuestión y hay una gran pérdida en Efraín debido a su fracaso de actuar. Dios actúa para ellos y tiene la supremacía sobre ellos. Los galaaditas son fugitivos entre Efraín y Manasé (Jueces 12:4-5) aún se les dará el poder entre ellos como fuerza en Israel. Sabemos que Manasé, Reuben y Gad recibieron su herencia más allá del Jordán, y a Manasé se le dio una herencia adicional dentro de Israel. El simbolismo es que Manasé, Reuben y Gad reciben la herencia fuera de Israel. Gad y Manasé ambos ocupan la tierra llamada Galaad, al este del Jordán.

 

Los siguientes jueces eran:

 

Ibzán de Belén, siete años. Él tuvo 30 hijos y 30 hijas y trajo a treinta hijas del extranjero para sus hijos (Jueces 12:8-10). Esto representa el consejo interno.

 

Elón de Zabulón, diez años (Jueces 12:11).

 

Abdón, hijo de Hilel, el piratonita de Efraín, ocho años. Él tuvo cuarenta hijos y treinta sobrinos que cabalgaron en setenta asnos (Jueces 12:13-14). Esto representa todo el consejo restaurado de los setenta.

 

Después de esto, los hijos de Israel pecaron y el Señor los entregó en las manos de los filisteos por cuarenta años, como lo había hecho antes bajo los moabitas (Jueces 13:1). Durante este período, Sansón era juez. Según 1Samuel, Eli y Samuel fueron los últimos jueces de Israel. Samuel era el profeta y el juez en Israel, que ordenó a Saul y sirvió bajo él. Él técnicamente no es uno de los doce jueces. Al momento de la muerte de Eli, la monarquía comenzó.

 

Sansón

 

Jueces 13:1-25 1 Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, y Jehová los entregó en manos de los filisteos por cuarenta años. 2 En Zora, de la tribu de Dan, había un hombre que se llamaba Manoa. Su mujer nunca había tenido hijos, porque era estéril. 3 A esta mujer se le apareció el ángel de Jehová y le dijo: Tú eres estéril y nunca has tenido hijos, pero concebirás y darás a luz un hijo. 4 Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda, 5 pues concebirás y darás a luz un hijo. No pasará navaja sobre su cabeza, porque el niño será nazareo para Dios desde su nacimiento, y comenzará a salvar a Israel de manos de los filisteos. 6 La mujer fue y se lo contó a su marido, diciendo: Un varón de Dios vino a mí, cuyo aspecto era muy temible como el de un ángel de Dios. No le pregunté de dónde venía ni quién era, ni tampoco él me dijo su nombre. 7 Pero sí me dijo: "He aquí que tú concebirás y darás a luz un hijo; por tanto, desde ahora no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda, porque este niño será nazareo para Dios desde su nacimiento hasta el día de su muerte". (RV)

 

La liberación de Israel fue ordenada por el Ángel de Yahovah. El Ángel es identificado como Cristo (ver los artículos Los Elegidos como Elohim [001], La Preexistencia de Jesucristo [243] y El Angel de JHVH [024]). Sansón fue apartado desde su nacimiento como santo para el Señor. Esta es la predestinación de los elegidos a partir de la fundación del mundo. La herencia de Dan era de juzgar a su gente como una de las tribus de Israel (Gén. 49:16) y Sansón fue el primer y principal ejemplo de este aspecto. Sin embargo, esta profecía no se cumplió con Sansón. También hubo una ciudad de Dan en Palestina del norte en los tiempos de Abraham (Gén. 14:14) que es diferente al Lais cambiado a Dan por los danitas. Este área antigua estaba al norte de Galaad. Jueces 18:30 se refiere a la idolatría de Dan. La inclusión de Dan con Efraín en el Apocalipsis 7:4 como la tribu de José, es a veces visto como un castigo para la primera tribu por entrar en la idolatría (ver también Deut. 29:18-21; Lev. 24:10-16; 1Reyes 12:30; 2Reyes 10:29). Hay una unión de la tribu con Efraín en los últimos días para permitir a Levi hacer parte de los 144,000 como clero.

 

El establecimiento del juez como un nazareo de nacimiento, es una señal también del elegido. Los votos del nazareato eran, efectivamente, ya no necesarios a partir del Mesías que no era un nazareo. Del registro de la Biblia, en ninguna etapa en su ministerio, Cristo tomó los votos de un nazareo. La educación de Sansón estaba también bajo dirección.

 

Jueces 13:8-18 8 Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel hombre de Dios que enviaste regrese ahora a nosotros y nos enseñe lo que debemos hacer con el niño que ha de nacer. 9 Dios oyó la voz de Manoa. Hallándose la mujer en el campo, el ángel de Dios vino otra vez a ella; pero Manoa, su marido, no estaba presente. 10 La mujer corrió prontamente a avisar a su marido, diciéndole: Mira que se me ha aparecido aquel hombre que vino a mí el otro día. 11 Se levantó Manoa y fue con ella a donde estaba el hombre, y le dijo: --¿Eres tú el hombre que habló con mi mujer? Él respondió: --Yo soy. 12 Entonces Manoa le preguntó: --Cuando tus palabras se cumplan, ¿cuál debe ser la manera de vivir del niño y qué debemos hacer con él? 13 El ángel de Jehová contestó a Manoa: --La mujer se guardará de todas las cosas que yo le dije: 14 No tomará nada que proceda de la vid, no beberá vino ni sidra, ni comerá cosa inmunda. Guardará todo lo que le mandé. 15 Entonces Manoa dijo al ángel de Jehová: --Te ruego que nos permitas detenerte, y te prepararemos un cabrito. 16 El ángel de Jehová respondió a Manoa: --Aunque me detengas, no comeré de tu pan; pero si quieres hacer un holocausto, ofrécelo a Jehová. (Manoa no sabía aún que aquel hombre era el ángel de Jehová.) 17 Entonces preguntó Manoa al ángel de Jehová: --¿Cuál es tu nombre, para que cuando se cumpla tu palabra te honremos? 18 El ángel de Jehová respondió: --¿Por qué preguntas por mi nombre, que es un nombre admirable? (RV)

 

El término admirable (traducido como secreto en la KJV aparentemente para disfrazar la relación) es un nombre del Mesías en Isaías 9:6.

 

Jueces 13:19-25 19 Tomó, pues, Manoa un cabrito y una ofrenda, y los ofreció sobre una peña a Jehová. Entonces el ángel hizo un milagro ante los ojos de Manoa y de su mujer. 20 Porque aconteció que cuando la llama subió del altar hacia el cielo, Manoa y su mujer vieron al ángel de Jehová subir en la llama del altar. Entonces se postraron en tierra. 21 Manoa supo entonces que era el ángel de Jehová, pues no se les volvió a aparecer ni a él ni a su mujer. 22 Y dijo Manoa a su mujer: --Ciertamente moriremos, porque hemos visto a Dios.  23 Su mujer le respondió: --Si Jehová nos quisiera matar, no aceptaría de nuestras manos el holocausto y la ofrenda, ni nos hubiera mostrado todas estas cosas, ni ahora nos habría anunciado esto. 24 A su tiempo, la mujer dio a luz un hijo y le puso por nombre Sansón. El niño creció y Jehová lo bendijo. 25 En los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol, el espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él. (RV)

 

Sansón significa luz del sol y, a través de la luz del mundo, la justicia es dada a Israel. El Espíritu del Señor era el medio por el cual se le dio poder a Sansón. El pelo de Sansón era simplemente la señal externa o física, dada como una manifestación de la presencia del Espíritu Santo.

 

Los danitas habían acampado en Mahaneh-Dan o campamento de Dan, que está en Quiriat-jearim en Judá. Desde allí entraron en Efraín y quitaron los terafines e ídolos de la casa de Micaía y establecieron Lais y pusieron la imagen tallada de Micaía en la casa de Dios todo el tiempo que estuvo en Silo y Jonatán, el hijo de Gersón, que era hijo de Manasé, el Levita, y sus hijos fueron sacerdotes allí (Jueces 18:12-13, 30-31).

 

El primer caso que vemos a Sansón, es donde él solicita una esposa de los filisteos y exige que sus padres se la consigan para él. El matrimonio era arreglado por los padres y especialmente por el padre (Gén. 21:21; 24:4; 34:8; Éxodo 21:9; Ver la Soncino, Daath Mikra). El matrimonio arreglado por el padre es representativo de la entrega de los elegidos en matrimonio con Cristo. Según la Soncino, los rabinos pensaban que antes del matrimonio, la mujer se habría hecho prosélita, pues era inadmisible que un nazareo viviese con un pagano (Kimchi sobre 12:4, Metsudath David). La realidad consiste en que todos los elegidos eran Gentiles llamados fuera de un sistema pagano y preparados a través del Espíritu Santo para el matrimonio con el Mesías, un juez personificado aquí como el Juez de Dan, que es el juez de Israel, como tribu, por lo tanto, físicamente juez de los jueces.

 

Jueces 14:1-4 1 Descendió Sansón a Timnat y vio allí a una mujer de las hijas de los filisteos. 2 Regresó entonces y lo contó a su padre y a su madre, diciendo: --He visto en Timnat una mujer de las hijas de los filisteos; os ruego que me la toméis por mujer. 3 Su padre y su madre le dijeron: --¿No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo nuestro pueblo, para que vayas tú a tomar mujer de los filisteos incircuncisos? Sansón respondió a su padre: --Tómame esta por mujer, porque ella me agrada. 4 Su padre y su madre no sabían que esto venía de Jehová, porque él buscaba ocasión contra los filisteos, pues en aquel tiempo los filisteos dominaban sobre Israel. (RV)

 

Aquí tenemos la declaración específica que era el Ángel de Yahovah (llamado Yahweh o Jehova), quién usaba a Sansón para vincularse específicamente y tratar con los filisteos. Esta gente representa a los Gentiles a quien se les dio el dominio sobre Israel luego del cautiverio babilónico, hasta que los Gentiles cumplen su tiempo. Como el Ángel del Señor salvó a Israel de la mano de los filisteos usando a Sansón, así también salvará a Israel en los últimos días a través de la secuencia del juicio de Danita-Efraín Jer. 4:15) y los testigos (Apo. 11:1-2), que preceden a su llegada como el Mesías rey (ver los artículos La Advertencia de los Últimos Días [044] y Los Testigos [135]).

 

Jueces 14:5-11 5 Sansón descendió con su padre y con su madre a Timnat. Cuando llegaron a las viñas de Timnat, un león joven vino rugiendo hacia él. 6 Entonces el espíritu de Jehová vino sobre Sansón, quien despedazó al león como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en sus manos. Él no contó ni a su padre ni a su madre lo que había hecho. 7 Descendió, pues, y habló con la mujer; y ella agradó a Sansón. 8 Al volver después de algunos días para tomarla, se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león; y vio que en el cuerpo del león había un enjambre de abejas y un panal de miel. 9 Tomándolo en sus manos, fue comiéndose la miel por el camino. Cuando alcanzó a su padre y a su madre, les dio también a ellos para que comieran, pero no les reveló que aquella miel la había tomado del cuerpo del león. 10 Fue, pues, su padre adonde estaba la mujer, y Sansón hizo allí un banquete, porque así solían hacer los jóvenes. 11 Aconteció que cuando los filisteos lo vieron, tomaron treinta compañeros para que estuvieran con él. (RV)

 

Los treinta compañeros son otra vez una alusión al consejo interior del Ejército. El tomar la miel del cuerpo del león representa el hacerse puro y comestible, de lo que es impuro de por sí. El enigma fue planteado a lo largo de los siete días de la fiesta. El kefir o el cachorro de león ya crecido (de gur, a kefir, a aryeh a labi y luego lais) se vuelve más feroz mientras más crece. La costumbre de tener festividades matrimoniales durante siete días se menciona en el Génesis 29:27, como que había sido practicada en tiempos Patriarcales en Mesopotamia. Los judíos la practican hoy, debido a una promulgación rabínica (ver la Soncino, p. 271). La fiesta representa el matrimonio del Cordero en el séptimo mes llamado Tishri.

 

Jueces 14:12-14 12 A estos treinta dijo Sansón: --Yo os propondré ahora un enigma; si en los siete días del banquete me lo explicáis y descifráis, yo os daré treinta vestidos de lino y treinta vestidos de fiesta. 13 Pero si no me lo podéis descifrar, entonces vosotros me daréis a mí los treinta vestidos de lino y los vestidos de fiesta. Ellos respondieron: --Propón tu enigma y lo oiremos. 14 Él les dijo: --Del devorador salió comida, y del fuerte salió dulzura.  Ellos no pudieron descifrar el enigma en tres días. (RV)

 

Hay una serie de posibilidades con este texto. Las vestiduras del consejo central están preparadas para los elohim de reemplazo. El león muerto es el concepto de la rebelión recién emergente y bélica del Ejército. Su destrucción causará nuevas vestiduras y el retiro de la amargura de la rebelión. El juez es quien administra los misterios de Dios. A los elegidos se les da los misterios, pues ellos están listos y es necesario revelar el plan de salvación. Los Gentiles desean entender los misterios y recurren a la violencia cuando no pueden entender o controlar el proceso. Por eso procuran destruir a la novia cuando son prevenidos.

 

Jueces 14:15-20 15 Al séptimo día dijeron a la mujer de Sansón: Induce a tu marido a que nos explique este enigma, para que no te quememos a ti y a la casa de tu padre. ¿Acaso nos habéis llamado aquí para despojarnos? 16 Lloró la mujer de Sansón en presencia de él, y dijo: --Solamente me aborreces, no me amas, pues no me explicas el enigma que propusiste a los hijos de mi pueblo. Él respondió: --Ni a mi padre ni a mi madre lo he explicado, ¿y te lo había de explicar a ti? 17 Aquella mujer lloró en presencia de Sansón los siete días que duró el banquete, pero al séptimo día él se lo declaró, porque ella lo presionaba, y la mujer se lo contó a los hijos de su pueblo. 18 Al séptimo día, antes que el sol se pusiera, los de la ciudad le dijeron: --¿Qué cosa es más dulce que la miel? ¿Y qué cosa es más fuerte que el león? Sansón les respondió:  --Si no araseis con mi novilla, nunca habríais descubierto mi enigma. 19 El espíritu de Jehová vino sobre él; descendió Sansón a Ascalón y mató a treinta hombres de ellos y, tomando sus despojos, pagó con las vestiduras a los que habían explicado el enigma. Después, encendido de enojo, regresó a la casa de su padre. 20 Su mujer fue dada a un compañero al que Sansón había tratado como amigo. (RV)

 

La novilla es la nación de Israel, representada también por el toro de Efraín.  La novilla roja santifica al sacerdocio (ver el artículo El Mesías y la Novilla Roja [216]). La novilla entrenada de Oseas 10:11 también es comparada a Egipto en Jeremías 46:20. Efraín y Judá serán puestos en el yugo, según lo que dice Oseas 10:11. Israel hizo una alianza con Dios en el desierto, pero se fue con Baal, el dios de la fertilidad, en Canaán. Por eso este texto se refiere a arar con la novilla del Juez. Por esta razón, Israel es hecho estéril en Oseas 9:11 y sigs.

 

El obtener los misterios mediante engaños, necesariamente, implica la destrucción de la propia gente de uno. Las vestiduras de los treinta se relacionan con los dones de Dios, que no pueden ser obtenidos a la fuerza.

 

La esposa, que había sido infiel, fue eliminada de acuerdo con las leyes, que habían sido instituidas bajo el Ejército caído, en reemplazo de las leyes de Dios. El código legal en cuestión era el Código de Hammurabi, secciones 159, 163 y 164. La eliminación de esta mujer fue hecha de acuerdo con aquel código. La mujer infiel fue eliminada de acuerdo con las leyes, que habían sido usadas para sustituir la ley de Dios, y que de por sí habían corrompido a la gente en primer lugar. Así, las tradiciones de los Gentiles interfieren con el llamado de los elegidos. Esto causó la pérdida de la posición de la primera esposa de Sansón, como vemos en los siguientes versículos.

 

Jueces 15:1-2 1 Aconteció después de algún tiempo, en los días de la siega del trigo, que Sansón visitó a su mujer con un cabrito. Al llegar dijo: --Entraré para ver a mi mujer en la alcoba. Pero el padre de ella no lo dejó entrar, 2 sino que le dijo: --Pensé que la aborrecías, y la di a tu compañero. Pero su hermana menor, ¿no es más hermosa que ella? Tómala, pues, en lugar de la mayor. (RV)

 

Esto establece la escena para la siguiente fase de las actividades del juicio. El matrimonio de los Gentiles está en curso. Tenemos aquí el primer caso del uso del Espíritu Santo. Este es el primer amor de la secuencia. Este es el año y el ciclo Efesiano – siendo el primer año del período de siete años y el primer ciclo de los siete ciclos del Jubileo. Las etapas de la manifestación del Espíritu Santo en Sansón, siguen las etapas de la parábola del árbol como fue dada por Cristo en Lucas 13:8.

 

Lucas 13:6-9 6 Dijo también esta parábola: Un hombre tenía una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: "Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera y no lo hallo. ¡Córtala! ¿Para qué inutilizar también la tierra?" 8 Él entonces, respondiendo, le dijo: "Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella y la abone. 9 Si da fruto, bien; y si no, la cortarás después".(RV)

 

La secuencia corre durante tres años. Entonces el cuarto es uno de fertilización y crecimiento forzado. El quinto es uno de gracia y el sexto es uno de pruebas. El séptimo es el del descanso de Sábado. La ley es entonces reforzada y la secuencia comienza de nuevo a un nivel más alto. La secuencia de siete años puede ver la eliminación del candidato, que es por lo tanto llamado, pero no escogido. La pérdida del primer amor sigue también como un peligro distintivo de este proceso temprano. Esta secuencia también fue vista como las siete etapas de la Iglesia, por las siete Iglesias de Dios en Apocalipsis 2 y 3.

 

Jueces 15:3-8 3 Entonces le dijo Sansón: --Sin culpa seré esta vez respecto de los filisteos, si les hago mal.  4 Fue Sansón y cazó trescientos zorros, tomó antorchas, juntó cola con cola y puso una antorcha entre cada dos colas. 5 Después, encendiendo las antorchas, soltó las zorras en los sembrados de los filisteos y quemó las mieses amontonadas y en pie, y las viñas y olivares. 6 Los filisteos preguntaron: --¿Quién hizo esto? Les contestaron:  --Sansón, el yerno del timnateo, porque le quitó su mujer y la dio a su compañero. Vinieron luego los filisteos y los quemaron a ella y a su padre. 7 Entonces Sansón les dijo: --Ya que esto habéis hecho, juro que no descansaré hasta que me haya vengado de vosotros. 8 Y los hirió de tal manera que hizo estragos entre ellos. Después se fue a vivir a la cueva de la peña de Etam. (RV)

 

Aquí, tenemos la misma historia que Gedeón, donde las antorchas son usadas para destruir a los Gentiles. Los trescientos zorros son equivalentes a los trescientos hombres con vasijas en la historia de Gedeón. Aquí, es el Espíritu Santo en las manos de Cristo, usando al juez de Dan para prepararlos. La referencia a los huertos de olivo concierne el uso persistente del término para el sacerdocio. Los sistemas falsos de los Gentiles son consumidos por la palabra de Dios, en las manos de los elegidos. Por eso la esposa del Juez es perseguida y ellos son quemados en la estaca, como son todos los que son de su linaje, debido a las tribus escondidas de las cuales los 144,000 son tomados.

 

Por esta razón, los Gentiles atacaron entonces a Judá.

 

Jueces 15:9-13 9 Los filisteos subieron, acamparon en Judá y se extendieron por Lehi. 10 Los de Judá les preguntaron: --¿Por qué habéis subido contra nosotros? Ellos respondieron: --A apresar a Sansón hemos subido, para hacerle como él nos ha hecho. 11 Al oir esto, vinieron tres mil hombres de Judá a la cueva de la peña de Etam y dijeron a Sansón: --¿No sabes que los filisteos dominan sobre nosotros? ¿Por qué nos has hecho esto? Él les respondió: --Yo les he hecho como ellos me hicieron. 12 Entonces los de Judá le dijeron: --Nosotros hemos venido a prenderte y entregarte en manos de los filisteos. Sansón les respondió: --Juradme que vosotros no me mataréis. 13 Ellos le respondieron: --No; solamente te prenderemos y te entregaremos en sus manos, pero no te mataremos. Lo ataron luego con dos cuerdas nuevas y lo hicieron salir de la peña. (RV)

 

En este caso, Judá entregó al juez de Israel, porque fueron atacados por los Gentiles, a fin de eliminar la tribu de la cual él saldría. El Mesías permitió que ellos lo ataran y lo entregaran para que sea matado. Sin embargo, fue restaurado y volvió en poder a través del Espíritu Santo, como lo hará en los últimos días como rey.

 

Jueces 15:14-17 14 Cuando llegaron a Lehi, los filisteos salieron gritando a su encuentro; pero el espíritu de Jehová vino sobre él y las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado con fuego y las ataduras se cayeron de sus manos. 15 Al ver una quijada de asno, fresca aún, extendió la mano, la tomó y mató con ella a mil hombres. 16 Entonces Sansón dijo: Con la quijada de un asno, un montón, dos montones; con la quijada de un asno maté a mil hombres. 17 Al terminar de decir esto, arrojó la quijada y llamó a aquel lugar Ramat-lehi. (RV)

 

Así, a través de este objeto se realizó la liberación. La protección de los elegidos sigue de esa liberación.

 

Jueces 15:18-20 18 Como tenía mucha sed, clamó a Jehová: Tú has dado esta grande salvación por mano de tu siervo, ¿cómo dejarás que muera yo ahora de sed y caiga en manos de estos incircuncisos? 19 Entonces abrió Dios la cuenca que hay en Lehi, y salió de allí agua. Sansón bebió, recobró su espíritu y se reanimó. Por esto llamó a aquel lugar (que está en Lehi hasta el día de hoy) En-hacore. 20 Y juzgó Sansón a Israel veinte años, en los días en que dominaban los filisteos. (RV)

 

Aquí, vemos el proceso del juicio establecido. Su juicio de veinte años siguió a esta secuencia. Sin embargo, la caída de los Gentiles también es ocasionada por medio de los trescientos, como lo vemos de Gedeón. Este proceso puede ser extrapolado hasta los días finales. Así, el proceso está en curso a partir de la analogía que se repite. La alegoría de la división de la roca en Lehi, es también una réplica de la actividad de Moisés. Así que, vemos la actividad del Mesías, poniendo a disposición la fuente de aguas vivas de la roca, que es Dios.

 

La historia de Sansón y Dalila es muy bien conocida, sin embargo, es la menos entendida. La caída de Sansón ocurrió al final de su período, como Juez de Israel, cuando, teóricamente, él debería haber sido más fuerte por el crecimiento en el Espíritu Santo. Su vigésimo año era, de hecho, el tercer año de pruebas bajo el sistema del Jubileo. El proceso comenzó a partir del decimonoveno año. La historia, sin embargo, toma un ciclo completo para desarrollarse. En la primera fase, él fue involucrado en una relación idólatra con una pagana. Esta relación fue iniciada bajo la dirección del Espíritu Santo, como fue la  primera. El objetivo era derrumbar el edificio entero de la casa de los Gentiles. Este es exactamente el mismo proceso que será experimentado al final de los veinte Jubileos del Milenio, cuando Satanás sea liberado otra vez y las naciones sean subvertidas por el Ejército rebelde, estableciendo otra vez el sistema falso. La representación también trata con la Iglesia en los últimos días, cuando es corrompida por la prostituta.

 

Jueces 16:1-3 1 Fue Sansón a Gaza y vio allí a una prostituta y se llegó a ella. 2 Cuando les dijeron a los de Gaza: Sansón ha venido acá, lo rodearon y acecharon durante toda la noche a la puerta de la ciudad. Se mantuvieron callados toda aquella noche, diciéndose: Cuando aclare el día, entonces lo mataremos. 3 Pero Sansón durmió hasta la medianoche; y a la medianoche se levantó y, tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echó al hombro y las subió a la cumbre del monte que está delante de Hebrón. (RV)

 

Aquí, el Espíritu Santo está con él. Sansón comienza a sentirse seguro en el poder que le habían dado. Los Gentiles envidiaron el poder que estaba asociado con la posesión del Espíritu Santo. La preparación de Sansón, desde el nacimiento, era simbólica de que Cristo puede trabajar mejor con un individuo no contaminado o santo.

 

Jueces 16:4-12  4 Después de esto aconteció que se enamoró de una mujer llamada Dalila, que vivía en el valle de Sorec. 5 Fueron a visitarla los príncipes de los filisteos y le dijeron: --Engáñalo y descubre en qué consiste su gran fuerza y cómo podríamos vencerlo. Así podremos atarlo y dominarlo, y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata. 6 Entonces Dalila dijo a Sansón: --Yo te ruego que me digas en qué consiste tu gran fuerza y cómo hay que atarte para que seas dominado. 7 Sansón le respondió: --Si me atan con siete mimbres verdes que aún no estén secos, entonces me debilitaré y seré como cualquiera de los hombres. 8 Los príncipes de los filisteos le trajeron siete mimbres verdes que aún no estaban secos, y ella lo ató con ellos. 9 Como ya había situado hombres al acecho en el aposento, Dalila le gritó: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Él rompió los mimbres como se rompe una cuerda de estopa cuando toca el fuego; y no se supo el secreto de su fuerza. 10 Entonces Dalila dijo a Sansón: --Tú me has engañado, me has dicho mentiras. Descúbreme, ahora, te ruego, cómo hay que atarte. 11 Él le respondió: --Si me atan fuertemente con cuerdas nuevas que no se hayan usado, yo me debilitaré y seré como cualquiera de los hombres. 12 Dalila tomó cuerdas nuevas, lo ató con ellas y gritó: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Otra vez los espías estaban en el aposento, pero él las rompió con sus brazos como un hilo. (RV)

 

El proceso es desarrollado de cuerdas de arco a sogas. La prueba se hace más difícil conforme esto progrese. Siete es el número de la totalidad. Hay siete ciclos en el Jubileo en los cuales este proceso es repetido.

 

Jueces 16:13-14 13 Dalila dijo a Sansón: --Hasta ahora me has engañado, y me has mentido. Descúbreme, pues, ahora, cómo hay que atarte. Él entonces le indicó: --Entretejiendo siete guedejas de mi cabeza con hilo de tejer y asegurándolas con la estaca. 14 Ella las aseguró con la estaca, y luego gritó: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Despertando él de su sueño, arrancó la estaca del telar junto con la tela. (RV)   

 

Aquí, el proceso se está acercando de la verdad. Las tres pruebas que él emprendió estaban bajo la protección divina. Sansón comenzaba a sentirse seguro de que el poder que él poseía era propio y no el del Ángel del Señor, que es el Mesías, controlando al Espíritu Santo dentro de él. Este proceso toma los cuatro años de crecimiento y estiércol. El primer año de matrimonio conforme a la ley impide a una persona ir a la guerra.

 

El quinto año de gracia prepara a la persona para el sexto año de prueba. Sin embargo, el proceso de prueba comienza en el Año de Gracia y termina con las dobles cosechas de las fiestas del sexto año. En el Año de Gracia, los pecados de nuestros caprichos son señalados y Dios usa este año para comenzar los juicios y la rectificación o la justificación del individuo. Cada año este proceso comienza y conduce hasta la temporada de la Pascua y la Cena del Señor, el Lavamiento de los pies, y los Sacramentos de la Pascua en los cuales nuestros pecados son perdonados por otro año. Sin embargo, el Quinto Año del ciclo es en particular serio y muchas personas son probadas durante este proceso. Los pecados que han sido pasados por alto hasta ahora son traídos a discusión en este momento y, en numerosos casos, muchos individuos son retirados completamente de la Iglesia de Dios, debido a pecados serios de los cuales no se han arrepentido.

 

Dios tratará también con la gente sobre aspectos que son críticos en el ciclo Sabático y que Él no desea dejar sin corrección para el siguiente ciclo. Las siete guedejas de la cabeza de Sansón simbolizaron la secuencia de los siete ciclos y los ángeles de las siete Iglesias sobre la cabeza, que es Cristo.

 

Jueces 16:15-20 15 Dalila se lamentó: --¿Cómo dices: "Yo te amo", cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza. 16 Y aconteció que, presionándolo ella cada día con sus palabras e importunándolo, el alma de Sansón fue reducida a mortal angustia. 17 Le descubrió, pues, todo su corazón y le dijo: --Nunca a mi cabeza llegó navaja, porque soy nazareo para Dios desde el vientre de mi madre. Si soy rapado, mi fuerza se apartará de mí, me debilitaré y seré como todos los hombres. 18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Los principales de los filisteos vinieron a ella trayendo en sus manos el dinero. 19 Hizo ella que Sansón se durmiera sobre sus rodillas y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza. Entonces comenzó ella a afligirlo, pues su fuerza se había apartado de él. 20 Y gritó de nuevo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Sansón despertó de su sueño y pensó: Esta vez me escaparé como las otras. Pero no sabía que Jehová ya se había apartado de él. (RV)

 

Esta última frase es la llave. Él no sabía que el Señor se había apartado de él indica que la conciencia de la condición de nuestra propia espiritualidad falta en gran parte en los elegidos. El Señor dejó a Sansón para establecer en su mente de forma completamente firme, que sólo por el poder de Dios en el Espíritu Santo podría Sansón sobrevivir contra los Gentiles. El secreto del poder es guardado en un misterio hasta los últimos días. Es revelado a fin de probar a los elegidos y juzgar a los Gentiles y destruir su sistema. Los Gentiles asumieron el poder sobre el juez de Israel y, de ahí, la encarnación del Espíritu Santo. Ellos sacaron sus ojos para que él no pudiese ver, como fue hecho con Judá y la mayoría de la nación, hasta que los 144,000 fueran recogidos y la multitud fuera probada en la gran tribulación. El poder de la bestia es una extensión de este proceso.

 

Jueces 16:21-31 21 Enseguida los filisteos le echaron mano, le sacaron los ojos, lo llevaron a Gaza y lo ataron con cadenas para que trabajara en el molino de la cárcel. 22 Pero el cabello de su cabeza comenzó a crecer después que fue rapado. 23 Entonces los principales de los filisteos se juntaron para ofrecer sacrificio a Dagón, su dios, y para alegrarse. Y decían: Nuestro dios entregó en nuestras manos a Sansón, nuestro enemigo. 24 Y viéndolo el pueblo, alabaron a su dios, diciendo: Nuestro dios entregó en nuestras manos a nuestro enemigo, al destructor de nuestra tierra, el cual ha dado muerte a muchos de entre nosotros. 25 Y aconteció que cuando sintieron alegría en su corazón, dijeron: Traed a Sansón para que nos divierta. Trajeron de la cárcel a Sansón y les sirvió de juguete. Luego lo pusieron entre las columnas. 26 Entonces Sansón dijo al joven que lo guiaba de la mano: Acércame y hazme palpar las columnas sobre las que descansa la casa, para que me apoye sobre ellas. 27 La casa estaba llena de hombres y mujeres, y todos los principales de los filisteos estaban allí. En el piso alto había como tres mil hombres y mujeres que estaban mirando el escarnio de Sansón. 28 Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos. 29 Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra. 30 Y gritó Sansón: ¡Muera yo con los filisteos!  Después se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida. 31 Y descendieron sus hermanos y toda la casa de su padre, lo tomaron, se lo llevaron y lo sepultaron entre Zora y Estaol, en el sepulcro de su padre Manoa. Y él juzgó a Israel veinte años. (RV)

 

El poder de Dios Todo Poderoso fue evidenciado en este proceso de la renovación del Espíritu Santo, que fue simbolizado por el cabello. Así, a través de un ciego que alguna vez pudo ver, los Imperios mundiales serán destruidos. Por eso que la última era de la Iglesia, la de Laodicea, es pobre, lamentable, ciega y desnuda. Los Gentiles se burlan de ella porque es tomada presa por su propia lujuria y avaricia. Aún de aquel sistema apostata débil, habrá unos cuantos escogidos que traerán abajo al DIOS de los filisteos y romperá su poder, de modo que la monarquía pudiera ser establecida. La idolatría de la casa de Dios en Silo, bajo su sacerdocio apostata, será sustituida por el nuevo Templo del Mesías en Jerusalén.

 

El Jubileo y los ciclos de siete años al momento del fin

 

Podemos ver la relación de los ciclos de siete años en Sansón, como se aplican a la persona individual bajo Jesucristo y como la Iglesia bajo Cristo y el Espíritu Santo. El individuo pasa por un ciclo de desarrollo durante los cincuenta años de su vida, expresada como un Jubileo. Así, el individuo es un adulto a los veinte y va hacia los setenta años o un Jubileo entero.

 

La Iglesia es regulada como un cuerpo bajo Jesucristo. Este cuerpo es regulado según la secuencia de los cuarenta Jubileos en el desierto. Sabemos cuando el sistema de Jubileo ocurre por los textos de la Biblia (ver los artículos El Significado de la Visión de Ezequiel[108] y La Lectura de la Ley con Esdras y Nehemías [250). Los séptimos años del ciclo son en 1998, 2005, 2012, 2019, 2026 con el Jubileo en 2027/28 y el primer año del siguiente ciclo, que es el año sagrado 2028/29.

 

Por lo tanto, los años de pruebas para la Iglesia van del quinto, inclusive, al sexto año del ciclo y los Sábados forman el descanso de Sábado y la Lectura de la Ley. Así cada Iglesia es probada y podada y cada nación es probada en una base de ciclo de Sábado. Así que los años 1996/97/98, 2003/04/05, 2010/11/12, 2017/18/19 y 2024/25/26 son años de pruebas y poda para la Iglesia y las naciones. Con las lecturas de la ley subsecuentes, durante los próximos treinta años, cada nuevo ciclo verá el ajuste del juicio y la consecuencia para la Iglesia y la nación, con una tribulación creciente hasta que el mundo sea completamente aplastado en 2025. Para ese año, todas las naciones deberían ser puestas bajo el juicio Mesiánico y traídas en el cautiverio total al Mesías. El primer año del nuevo Jubileo es 2028/29. El Mesías gobernará una nueva orden mundial desde Jerusalén, conforme a las leyes de Dios a partir de la restauración.

 

Dagón se caerá sobre su cara y la Sinagoga de Satanás será postrada en adoración antes de los elegidos. Los elegidos serán los pilares en el Templo de su Dios y nunca más saldrán fuera. Ellos tendrán el nombre de Dios y el nombre de la Ciudad de Dios y el nuevo nombre de Cristo. Quédense con lo que tienen de manera que ningún hombre pueda robar su corona (ref. Apo. 3:8-13).

 

La historia de Sansón en el templo de Dagón es la última fase de la historia de Sansón, donde él está removido por su propia vanidad, vencido y sometido dentro del Templo. La historia es realmente la historia de la iglesia de Loadicea en los últimos días. Refleja la recuperación de aquellos dentro de sus filas que se reforman en el Espíritu Santo, para traer abajo el sistema de la Bestia. Aquella restauración ocurre en los últimos días cuando la iglesia es vencida y los elegidos (como dice Daniel) son vencidos por el sistema de la Bestia. Sin embargo, la iglesia se reforma y Cristo viene para salvar aquellos de esa estructura que ansiosamente lo esperan. El Templo de Dagón es el sistema falso de este mundo, y todo ese sistema es traído abajo y destruido.

 

Las siete guedejas de Sansón de los siete espíritus de Dios y las siete eras de las iglesias, en su secuencia de desarrollo, llegan hasta el punto donde él está pobre, lamentable, ciego y desnudo, capturado por los filisteos (el Dios de este mundo), vencido y hecho entrar para hacer la recreación del Templo de Dagón. Es esa última fase, la más baja de la Iglesia, que, con la fuerza del Espíritu Santo, trae abajo y destruye al Dios de esta tierra y al sistema religioso entero que trata de destruirlo.

 

 

 

 

q


 

 

Emprty Trailer