Iglesias Cristianas de Dios

[221]

 

 

 

 

Acepción de Personas

 

(Edición 2.0 23081997-06121999)

 

Uno de los pecados más comunes en las Iglesias en el siglo veinte es el pecado de acepción de personas. Muchos no lo entienden y muchos más no saben que sea un pecado. ¿Qué dice la Biblia acerca de esto y cómo podemos saber si estamos haciendo acepción de personas?

 

 

Christian Churches of God

PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA

 

Email: secretary@ccg.org

 

(Derechos reservados ã 1997, 1999 Wade Cox)

 (tr. 2009)

 

Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad literaria

 

Este papel está disponible de la página del World Wide Web:
http://www.logon.org
y http://www.ccg.org

 

 


Acepción de Personas

 


La Biblia es más enfática que Dios no hace acepción de personas. Siendo ese el caso, entonces tampoco debemos hacer acepción de personas.

2 Samuel 14:14 Porque de cierto morimos, y somos como aguas derramadas por tierra, que no pueden volver a recogerse; ni Dios quita la vida, sino que provee medios para no alejar de sí al desterrado. (KJV)

 

Ésta es una promesa poderosa, pero el poder de Dios no se ejerce en acepción de ninguna persona.

 

Es materia de las leyes de Dios que no habrá ningún tipo de acepción de personas en el juicio.

Levítico 19:15  No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo. (KJV)

 

Ésta es una dirección para los pobres y los poderosos. Ninguno debe tener acepción de personas en ningún asunto. Esta ley es reforzada otra vez en Deuteronomio.

Deuteronomio 1:17 No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré. (KJV)

 

Es una orden respecto a la justicia y el juicio. La Biblia tiene mucho que decir acerca de la acepción de personas y especialmente en la congregación del Señor. ¿Por qué es esto así? Fue necesario porque era endémico a las naciones del mundo incluyendo a Israel en sus jueces y especialmente el sacerdocio.

 

La tendencia de acepción de personas es alentado en cualquier teocracia o, por el caso, en cualquier sociedad donde el poder esta concentrado en las manos de una clase elite.

 

Dios habló al respecto a través de sus siervos los profetas y colocó su reinado para asegurar justicia y juicio justo, en jueces y sacerdotes.

2 Crónicas 19:4-11 Y puso jueces en todas las ciudades fortificadas de Judá, por todos los lugares. 6 Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis: porque no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros cuando juzgáis. 7 Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho. 8 Puso también Josafat en Jerusalén a algunos de los levitas y sacerdotes, y de los padres de familias de Israel, para el juicio de Jehová y para las causas. Y volvieron a Jerusalén. 9 Y les mandó, diciendo: Procederéis asimismo con temor de Jehová, con verdad, con corazón íntegro. 10 En cualquier causa que viniere a vosotros de vuestros hermanos que habitan en las ciudades, en causas de sangre, entre ley y precepto, estatutos y decretos, les amonestaréis que no pequen contra Jehová, para que no venga ira sobre vosotros y sobre vuestros hermanos. Haciendo así no pecaréis. 11 Y he aquí el sacerdote Amarías será el que os presida en todo asunto de Jehová; y Zebadías hijo de Ismael, príncipe de la casa de Judá, en todos los negocios del rey; también los levitas serán oficiales en presencia de vosotros. Esforzaos, pues, para hacerlo, y Jehová estará con el bueno. (KJV)

 

La oración del rey detalla la composición de la suplica a Dios de la congregación de Israel – tanto de nativos y extranjeros dentro de la congregación. Esto se extiende a toda estructura alta y baja, y el rey ungido y el sacerdote y los santos.

2 Crónicas 6:17-42 Ahora pues, oh Jehová Dios de Israel, cúmplase tu palabra que dijiste a tu siervo David.  18 Mas ¿es verdad que Dios habitará con el hombre en la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no te pueden contener: ¿cuánto menos esta casa que he edificado? 19 Más tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su ruego, oh Jehová Dios mío, para oír el clamor y la oración con que tu siervo ora delante de ti. 20 Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste, Mi nombre estará allí; que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar. 21 Asimismo que oigas el ruego de tu siervo, y de tu pueblo Israel, cuando en este lugar hicieren oración, que tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada: que oigas y perdones. 22 Si alguno pecare contra su prójimo, y se le exigiere juramento, y viniere a jurar ante tu altar en esta casa, 23 tú oirás desde los cielos, y actuarás, y juzgarás a tus siervos, dando la paga al impío, haciéndole recaer su proceder sobre su cabeza, y justificando al justo al darle conforme a su justicia. 24 Si tu pueblo Israel fuere derrotado delante de los enemigos, por haber prevaricado contra ti, y se convirtiere, y confesare tu nombre, y rogare delante de ti en esta casa, 25 tú oirás desde los cielos, y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y les harás volver a la tierra que diste a ellos y a sus padres. 26 Si los cielos se cerraren, y no hubiere lluvias por haber pecado contra ti, si oraren a ti hacia este lugar, y confesaren tu nombre, y se convirtieren de sus pecados, cuando los afligieres, 27 tú los oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos y de tu pueblo Israel, y les enseñarás el buen camino para que anden en él, y darás lluvia sobre tu tierra, que diste por heredad a tu pueblo. 28 Si hubiere hambre en la tierra, o si hubiere pestilencia, si hubiere tizoncillo o añublo, langosta o pulgón; o si los sitiaren sus enemigos en la tierra donde moren; cualquiera plaga o enfermedad que sea; 29 Toda oración y todo ruego que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cualquiera que conociere su llaga y su dolor en su corazón, si extendiere sus manos hacia esta casa, 30 Tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, y perdonarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, habiendo conocido su corazón; porque solo tú conoces el corazón de los hijos de los hombres; 31 Para que te teman y anden en tus caminos, todos los días que vivieren sobre la faz de la tierra que tú diste a nuestros padres. 32 Y también al extranjero que no fuere de tu pueblo Israel, que hubiere venido de lejanas tierras a causa de tu gran nombre, y de tu mano poderosa, y de tu brazo extendido, si viniere, y orare hacia esta casa, 33 tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, y harás conforme a todas las cosas por las cuales hubiere clamado a ti el extranjero; para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman así como tu pueblo Israel, y sepan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo he edificado. 34 Si tu pueblo saliere a la guerra contra sus enemigos por el camino que tú les enviares, y oraren a ti hacia esta ciudad que tú elegiste, hacia la casa que he edificado a tu nombre, 35 Tú oirás desde los cielos su oración y su ruego, y ampararás su causa. 36 Si pecaren contra ti, (pues no hay hombre que no peque,) y te enojares contra ellos, y los entregares delante de sus enemigos, para que los que los tomaren los lleven cautivos a tierra de enemigos, lejos o cerca, 37 y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren llevados cautivos; si se convirtieren, y oraren a ti en la tierra de su cautividad, y dijeren: Pecamos, hemos hecho inicuamente, impíamente hemos hecho; 38 Si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma en la tierra de su cautividad, donde los hubieren llevado cautivos, y oraren hacia la tierra que tú diste a sus padres, hacia la ciudad que tu elegiste, y hacia la casa que he edificado a tu nombre; 39 tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, su oración y su ruego, y ampararás su causa, y perdonarás a tu pueblo que pecó contra ti. 40 Ahora pues, oh Dios mío, te ruego estén abiertos tus ojos, y atentos tus oídos a la oración en este lugar. 41 Oh Jehová Dios, levántate ahora para habitar en tu reposo, tú y el arca de tu poder; oh Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad. 42 Jehová Dios, no rechaces a tu ungido: acuérdate de tus misericordias para con David tu siervo. (KJV)

Aquí vemos que ningún asunto en la congregación y no importa lo que hayan hecho, si regresan al Señor en arrepentimiento serán escuchados y restaurados. No hay acepción de personas en los ojos de Dios y en la gracia salvadora de Jesucristo.

 

La acepción de personas golpea el concepto de la justicia de Dios y la gracia salvadora de Jesucristo.

 

¿Cómo es, entonces, que vemos desarrollarse este problema? La causa principal es de un deseo de reservar el poder y el dinero a un sacerdocio o una clase elite. Esto es a menudo más fácil en un cuerpo religioso porque las personas tienen un deseo inherente de ser justificadas a los ojos de Dios o, más particularmente, ser justas en sus propios ojos, o no podrían estar allí en el primer lugar.

 

La Biblia demanda que tengamos respeto de las leyes de Dios y de su pacto.

Salmo 74:20 Mira al pacto, porque los lugares tenebrosos de la tierra están llenos de habitaciones de violencia. (KJV)

 

Salmo 119:6-17  Entonces no sería yo avergonzado, Cuando atendiese a todos tus mandamientos. 7  Te alabaré con rectitud de corazón cuando aprendiere tus justos juicios. 8  Tus estatutos guardaré; No me dejes enteramente. BET. 9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. 10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. 11  En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. 12 Bendito tú, oh Jehová; Enséñame tus estatutos. 13  Con mis labios he contado todos los juicios de tu boca. 14 Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que de toda riqueza. 15 En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos. 16  Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras. GUIMEL  17  Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras. (KJV)

 

Esta acepción de personas no debe ser confundida con el simple respeto a quienes son de posición humilde. Esto también se exige de los que están colocados en el poder o quiénes tratan de ejercer la autoridad de Dios.

Salmo 138:1-8 Te alabaré con todo mi corazón; Delante de los dioses te cantaré salmos. 2 Me postraré hacia tu santo templo, Y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; Porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas. 3  El día que clamé, me respondiste; Me fortaleciste con vigor en mi alma. 4 Te alabarán, oh Jehová, todos los reyes de la tierra, Porque han oído los dichos de tu boca. 5 Y cantarán de los caminos de Jehová, Porque la gloria de Jehová es grande. 6  Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Más al altivo mira de lejos. 7  Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra. 8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos. (KJV)

 

El Señor es el mas alto, sin embargo tiene respeto hasta de los humildes. ¿Cuanto más nosotros debemos tener ese respeto? Sin embargo, a menudo es a la inversa. Los religiosos menosprecian a los pobres y humildes. Los fariseos amaban los mejores lugares en las sinagogas y las fiestas. El penitente es despreciado. Esos pecadores que son salvados por la gracia de Dios son tomados en desprecio. Éste es el problema visto en Malaquías.

Malaquías 2:1-12 Ahora, pues, oh sacerdotes, para vosotros es este mandamiento. 2 Si no oyereis, y si no decidís de corazón dar gloria a mi nombre, ha dicho Jehová de los ejércitos, enviaré maldición sobre vosotros, y maldeciré vuestras bendiciones; y aun las he maldecido, porque no os habéis decidido de corazón. 3 He aquí, yo os dañaré la sementera, y os echaré al rostro el estiércol, el estiércol de vuestros animales sacrificados, y seréis arrojados juntamente con él.  4 Y sabréis que yo os envié este mandamiento, para que fuese mi pacto con Leví, ha dicho Jehová de los ejércitos. 5 Mi pacto con él fue de vida y de paz, las cuales cosas yo le di para que me temiera; y tuvo temor de mí, y delante de mi nombre estuvo humillado.  6 La ley de verdad estuvo en su boca, e iniquidad no fue hallada en sus labios; en paz y en justicia anduvo conmigo, y a muchos hizo apartar de la iniquidad. 7 Porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley; porque mensajero es de Jehová de los ejércitos. 8 Más vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos. 9 Por tanto, yo también os he hecho viles y bajos ante todo el pueblo, así como vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley hacéis acepción de personas. 10 ¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres?  11 Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño.  12 Jehová cortará de las tiendas de Jacob al hombre que hiciere esto, al que vela y al que responde, y al que ofrece ofrenda a Jehová de los ejércitos.  (KJV)

 

La verdad es el tema central de lo justo y la rectitud. El sacerdote y el estudioso serán separados de Dios si distorsionan la verdad (ver Rom. 1:18).

Romanos 1:18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; (KJV)

 

Así, es el asunto central que la verdad es de las leyes de Dios y que cualquier ciudadano en la congregación del Señor que este arrepentido es capaz de permanecer ante Dios y no hay acepción de personas en la forma que Dios oye o trata con ellos.

 

En la congregación del Señor, no hay colocación de una congregación por encima de otra. No debe haber acepción de personas en el juicio.

Proverbios 24:23 También estos son dichos de los sabios: Hacer acepción de personas en el juicio no es bueno. (KJV)

 

Proverbios 28:21 Hacer acepción de personas no es bueno; Hasta por un bocado de pan      prevaricará el hombre. (KJV)

 

Una vez que la acepción de personas es admitida en la congregación, conduce a la corrupción de juicio, la equidad y la verdad. Los Escribas y los fariseos fueron condenados por mostrar una exterioridad religiosa y su acepción de personas interiormente.

Marcos 12:38-44 Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, 39 y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; 40 que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Estos recibirán mayor condenación. 41 Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 42 Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca;  44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. (KJV)

 

La actitud del corazón es lo que Dios ve y juzga. Los apóstoles, así como también Cristo, específicamente condenaron este pecado en muchos casos.

Hechos 10:34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, (KJV)

 

Esta imparcialidad significaba que la salvación era de los Gentiles y esa no era nación por decreto de Dios o sacerdocio elite. Todos son juzgados por Dios de acuerdo a la verdad.

Romanos 2:1-11 Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. 2 Más sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad. 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios? 4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? 5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; 9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, 10 pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; 11 porque no hay acepción de personas para con Dios. (KJV)

 

Esta comprensión no es tomada en el corazón de la Iglesia y es, y ha sido, la más abrumadora acepción de personas por décadas. Muchos no saben que aun pecan. Muchos hacen acepción de personas como una medida de control cuando no tienen una suficiente comprensión de la verdad. Algunas veces, implica tratar de manera diferente a los invitados a una solemnidad. Algunas veces, implica hacer caso omiso de una petición o un caso, basados en la posición de una persona en la Iglesia. A menudo, es simplemente una forma de retener el control, cuándo los que están en el poder no tienen las respuestas para el problema. Más a menudo, este es el caso. A menudo, como en el protestantismo, se implica en dar lecciones acerca de Cristo en vez de ocuparse del evangelio del Reino de Dios, que él vino a predicar.

 

La acepción de personas generalmente acompaña un deseo de controlar la información que las personas leen y por lo tanto, la forma acerca de la que ellos piensan tiene importancia. Es a menudo acerca de quién. Usted no mira qué está siendo dicho, pero si quien lo dice. Consecuentemente, si a usted no le gusta la persona que lo dice, usted no tiene que evaluar seriamente cualquier cosa que el diga. Las personas ahora atacan a otros y no evalúan lo que dicen. Conduce a la completa erosión de la libertad de palabra y la evaluación de la verdad.

 

Los de Berea escudriñaron las Sagradas Escrituras diariamente para ver si las cosas que oyeron eran ciertas.

Hechos 17:10-14 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. 11 Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. 12 Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres. 13 Cuando los judíos de Tesalónica supieron que también en Berea era anunciada la palabra de Dios por Pablo, fueron allá, y también alborotaron a las multitudes. 14 Pero inmediatamente los hermanos enviaron a Pablo que fuese hacia el mar; y Silas y Timoteo se quedaron allí.  (KJV)

 

Aquí, vemos que los judíos en Berea trataron de minimizar la palabra de Dios como estaba siendo enseñada por la Iglesia. No tuvieron respuesta y así que trataron de actuar como hombres en vez de examinar a la luz de las Sagradas Escrituras lo que se dijo.

 

El mismo problema es evidente entre los cultos que piensan que tienen toda la verdad revelada a ellos. Como los errores en sus argumentos son expuestos por la historia, o nueva evidencia, o mejor investigación, tratan de mantenerse en el problema atacando al mensajero en lugar de responder el asunto bajo la verdad. Esto invariablemente está acompañado por la calumnia y la malicia. Uno puede y lo observa en funcionamiento en las muchas sectas y grupos de los sistemas mundiales incluyendo estas iglesias a las que  se refiere aquí. Según la enseñanza bíblica, los maestros no están para amenazar o intimidar. Además de advertirle a los romanos, Pablo tuvo que abordar a los Efesios al respecto.

Efesios 6:9 Y vosotros, amos, haced con ellos lo mismo, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y vuestro está en los cielos, y que para él no hay acepción de personas. (KJV)

 

Él también le advirtió a los Colosenses.

Colosenses 3:25 Más el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas. (KJV)

 

Yacob el hermano de Jesucristo (Llamado Santiago en los textos en español) dijo esto acerca de este problema de acepción de personas que encontró en la Iglesia y al parecer, incluso en Jerusalén.

Santiago 2:1-20 Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas. 2 Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, 3 y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado;  4 ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? 5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?  6 Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales? 7 ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros? 8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; 9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores. 10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. 11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. 12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad. 13 Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio. 14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15 Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?  (KJV)

 

Pedro toma este tema en el desarrollo de la mente de los elegidos.

1 Pedro 1:13-25 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. 22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre. 24 Porque: Toda carne es como hierba, Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; 25 Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada. (KJV)

 

Dios eligió hablarle a Balaam a través de la boca de un burro. Él habla a los elegidos a través de múltiples fuentes. Todos los oradores deben ser juzgados en los méritos de lo que dicen. Papeles y exposiciones pueden ser escritos por hombres o mujeres, ancianos, diáconos o cualquier forma de obrero en el servicio de Dios. Los papeles vienen de otras iglesias e individuos en esas organizaciones y personas de ninguna organización en absoluto.

 

Debemos ver lo que se dice, con base en sus méritos de lo que entendemos de la verdad. Debemos ser condenados por la verdad, sin importar de donde venga, no importa en qué apariencia venga. Si es verdad entonces es verdad y debemos actuar con lógica. Debemos ser lógicamente obligados por la verdad. No debemos estar viendo el atuendo en el que viene. Dios puede expresarse públicamente de la boca de alguien - de la boca de los bebés - y él lo hace. Debemos estar preparados a escuchar y evaluar la verdad. Las personas no hacen esto. No se organizan de acuerdo a la fe una vez entregada. Las personas pasan muchos años defendiendo posiciones atrincheradas, no porque sea verdad, sino porque están cómodos con eso. Eso es exactamente la cosa mala que hacen.

 

Percibimos que con Dios no hay acepción de personas en absoluto. Esos que él ha elegido llamar y a quiénes él da Su Espíritu Santo, son salvados por Su gracia y son redimidos por Su intervención, a través de las actividades de Su hijo y el Espíritu Santo. Dios no esta limitado en cuanto a quién decide usar y cómo actuará en ese proceso. Manténgase firme a la verdad. Como Pablo dijo a los Filipenses:

Filipenses 4:6-9 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. (KJV)

 

 

 

 

q



 

 

Emprty Trailer